Mobile World Congress: el Meetup de las IT

Mobile World Congress

Decir Barcelona, finales de febrero o principios de marzo, hablar de novedades, de transporte público, de plena ocupación hotelera, de móviles de última generación, de reuniones de negocios, de empresas innovadoras… es sinónimo de Mobile World Congress.
Desde hace ya 11 años, y esperemos que durante muchos más, Barcelona es la sede mundial de la telefonía móvil, la niña bonita con la que todos quieren bailar. Durante los días del evento (los anteriores y posteriores también) resulta misión imposible encontrar alojamiento, reservar en un restaurante, alquilar un coche, o coger un taxi sin pagar una fortuna o morir en el intento.
El primer Congreso Mundial GSM (así se llamaba por aquel entonces) se celebró en Roma en 1990. Las siguientes ediciones se celebraron en distintas ciudades europeas: Niza, Berlín, Lisboa, Atenas, Madrid y Cannes donde se estableció durante 10 años.

Pero 2006 supuso la despedida del Mobile World Congress para la ciudad francesa. Cannes se había quedado pequeña y tras una sibilino y protocolario duelo de Titanes entre Múnich, Milán y Paris, el Mobile aterrizó en Barcelona (y no precisamente de visita). Ese año 50.000 personas pasaron por la feria dejando unos 100 millones de euros para la ciudad. Nueve años más tarde el número de visitantes ya ascendía a 93.000 inyectando a la economía la nada desdeñable cantidad de 436 millones de euros.

Bajo el lema ‘Mobile: The Next Element’, el Mobile World Congress de este año espera reunir a 2.200 expositores que mostrarán las últimas novedades tecnológicas alrededor de la telefonía móvil atrayendo a profesionales de todo el mundo. 2.200 expositores, unos 101.000 profesionales reunidos en 110.000 metros cuadrados de recinto ferial, no está mal verdad?

101.000 personas durante 4 días, 25.000 personas entre visitantes y expositores al día. ¿Y qué buscan exactamente 101.000 personas en un Congreso donde la entrada más barata roza los 700 euros? ¿Ver antes que nadie las últimas novedades? ¿Cerrar grandes contratos?

Pues principalmente hacer networking, crear una red profesional de contactos que nos permite darnos a conocer a nosotros y a nuestro negocio, escuchar y aprender de los demás, encontrar posibles colaboradores, socios o inversores, y poner la primera piedra de lo que puede ser un buen acuerdo o contrato. El MWC es el punto de encuentro por antonomasia, el lugar idóneo para relacionarse, para darse a conocer, para presentar en sociedad tus novedades, e intercambiar tarjetas de visita en formato papel (sí, sí, en papel).

Y a las 19.00 h cuando las actividades oficiales se acaban y el Mobile cierra sus puertas hasta el día siguiente, el networking se quita la corbata y se funde con el afterworking. Barcelona La nuit se prepara para recibir a las off congress, las fiestas extraoficiales de networking que reúnen a ejecutivos con contactos.
Ojo al dato: En restauración y ocio nocturno, los empresarios esperan recaudar este año alrededor de 120 millones de euros.

El Mobile World Congress 2017 se celebrará un año más en Barcelona entre el 27 de febrero y el 2 de marzo y el equipo de Lleida.net estaremos, un año más, como empresa innovadora y joven, presentes tanto en el net como en el afterworking.

¿Nos vemos?

Yeni Martos
Licenciada en Filológia Anglo Germánica, MBA en Social Media, tech- savvy (beta) y siempre aprendiendo de los errores que cometen aquellos que siguen mis consejos.

Deja un comentario