¿Quieres agilizar los procesos de firma de contratos? Durante muchos años la firma de un contrato ha sido un proceso bastante largo y farragoso en el que se realizaban negociaciones y luego se procedía a la firma física del acuerdo final, para lo cual había que juntar a las partes del contrato, imprimirlo, revisar la versión final y firmarlo. ¿Lo recuerdas? Todo esto, puede cambiar si apuestas por el uso del contrato electrónico e impulsas la transformación digital de tu negocio.

¿Qué es un contrato electrónico?

Un contrato electrónico es aquel que se formaliza por medios electrónicos, de manera que las partes firmantes adquieren obligación de cumplirlo y tendrán la posibilidad de exigir el cumplimiento recíprocamente.
La pandemia debida a la COVID-19 ha supuesto un cambio de mentalidad de las empresas que han visto como de un día para otro debían digitalizar sus gestiones y los contratos que firmaban con clientes, trabajadores y proveedores. En este sentido, se ha incrementado enormemente el uso del contrato electrónico puesto que permite a las empresas ahorrar tiempo y centrarse en tareas que aporten valor al negocio.

¿Qué tipos de contratos electrónicos existen?

Podemos diferenciar varios tipos de contratos electrónicos en función de diversos factores:
  • Por la forma en la que se envían. En función de la forma de envío en Lleida.net hablamos de:
  • Contrato SMS certificado. El contrato se envía por SMS al móvil a través de un enlace y Lleida.net certifica el envío y la respuesta.
  • Contrato Email certificado. Es igual que el caso anterior, pero por correo electrónico.
  • Por la manera en que se emiten las declaraciones de voluntad de las partes hablamos de:
  • Contrato electrónico puro. Las declaraciones de las partes para aceptar el contrato se hacen totalmente por medios electrónicos.
  • Contrato electrónico mixto. En este caso se combina medios electrónicos y físicos.
  • Por la forma en que se paga podemos distinguir entre:
  • Contrato electrónico con pago electrónico. Por ejemplo, con tarjeta de crédito o dinero virtual.
  • Contrato electrónico con pago físico. Este caso se paga en efectivo o por cheque.
  • Por quién es el contratante:
  • Contrato electrónico de consumo. Se da cuando uno de los contratantes es un consumidor.
  • Contrato electrónico entre empresas. Como su propio nombre indica ambas partes son organizaciones empresariales.
  • Por la forma del contrato se diferencia entre:
  • Contrato electrónico directo. En este caso se compra algo que se puede tener de forma inmediata. Por ejemplo, una película en una plataforma de streaming.
  • Contrato electrónico indirecto. En este caso no es posible disfrutar del producto de forma inmediata, una prenda de ropa o un libro, por ejemplo.

¿Qué ventajas tiene el contrato electrónico?

El contrato electrónico aporta multitud de ventajas a las partes que lo firman. Podemos destacar las siguientes:
  • Es fácil de utilizar. Simplemente se envía la propuesta desde tu correo habitual.
  • Es transparente. Como emisor puedes tener una prueba documental de que tu mensaje ha sido entregado.
  • Es económico. Se ahorran energía y otros recursos.
  • No hay intermediarios. Solo hay una interacción entre el emisor y el prestador de servicios de confianza.
  • Tiene validez legal. Cuando envías una comunicación electrónica recibes un certificado firmado electrónicamente con un sello de tiempo que acredita el contenido y la fecha de la comunicación.
En este sentido, destacamos los comentarios de Macarena Campos, Directora de Marketing de Bio-Cord que utiliza el contrato electrónico de Lleida.net desde hace años y opina lo siguiente: Lleida.net nos da la tranquilidad y la garantía de que los padres verifican la contratación de nuestros servicios de forma sencilla y sobre todo, segura y con validez legal. (El uso del contrato email certificado) Nos ayuda a agilizar gestiones y digitalizar trámites, también facilitar procesos tanto a nosotros como a nuestros clientes y de esta manera podemos dedicar más tiempo y focalizarnos en altas tareas.

Pasos para firmar un contrato electrónico

El proceso de firma de un contrato electrónico con Lleida.net es muy sencillo:
  • Escribe en el campo “Para” de tu aplicación de correo la dirección de certificación que te proporcionaremos.
  • En el asunto indica la dirección de correo electrónico de la persona a la que quieres enviar el correo, a continuación, deja un espacio y escribe el asunto del mensaje.
  • Redacta el texto del mensaje, adjunta el contrato y dale a enviar.
  • Finalmente, recibirás un correo diciendo que los servidores de Lleida.net están procesando el envío. Cuando el destinatario del correo conteste, te enviaremos un documento con la respuesta y se generará el contrato electrónico.
Además de lo anterior, por ejemplo, en el caso en que se quieran modificar las cláusulas de un contrato ya firmado o añadir cláusulas nuevas, no es necesario firmar un nuevo contrato, sino que se podrá enviar un correo electrónico o SMS con las nuevas cláusulas para que la otra parte las acepte.
Tal y como has visto el contrato electrónico supone un avance en la transformación digital de tu empresa y ayuda a diferenciarte de tus competidores y a dar un mejor servicio a tus clientes.
Lleida.net
Lleida.net

Somos la Primera Operadora Certificadora – Mensajes electrónicos certificados