legally binding

Dentro de la línea de servicios certificados de Lleida.net encontramos el Correo Electrónico Certificado.  Empleando este servicio, el cliente envía un correo electrónico y recibe un certificado digital de dicho envío, emitido y almacenado durante 5 años por Lleida.net

¿Sirven los correos certificados como prueba? Sí. Eso es lo que D. Angel Garcia Fontanet, ex presidente de la Sala Contencioso-Administrativa del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, nos explica en un reciente dictamen jurídico. Los correos certificados se enmarcan dentro del llamado «documento privado» por el artículo 317 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, que determina las normas de valoración de la prueba. Si ese correo electrónico certificado no es impugnado en el proceso, hará prueba plena, sometida a la valoración del Tribunal. Si es impugnado, la persona que presenta el correo electrónico deberá acreditar su autenticidad. ¿Y cómo se hace eso?

Para empezar, la primera de las ventajas del certificado emitido por Lleida.net es la impresión del certificado en un solo documento de fácil comprensión. Ese documento es solo un soporte físico del verdadero certificado (un archivo digital), pero facilita enormemente su valoración en un tribunal, ya que incluye toda la información necesaria: emisor, receptor, momento de la recepción y contenido. Si se impugnara ese certificado, deberían practicarse otras pruebas sobre el documento, como, por ejemplo, una pericial sobre el archivo digital. Ese archivo lleva aparejada una firma electrónica reconocida, cuya validez es recogida en la normativa legal, con todas las garantías sobre la integridad y veracidad del documento que ello implica. Por otro lado, Lleida.net, como operador de comunicaciones reconocido ante la CMT, ha desarrollado desde siempre su actividad como tercero de confianza. De hecho, aportar datos a requerimiento judicial ha sido y es una tarea habitual. De ahí, el know-how y la experiencia en la certificación de las comunicaciones que permiten aportar un valor que solo puede tener una operadora de comunicaciones.

Por lo tanto, por un lado, el certificado está basado en una firma electrónica reconocida. Por otro, está emitido por una operadora de comunicaciones en el desarrollo de su actividad como tercero de confianza. De ahí, su plena validez como prueba.

Si estáis interesados en profundizar en la cuestión, no dudéis en descargaros el Dictamen jurídico.

Lleida.net
Lleida.net

Somos la Primera Operadora Certificadora – Mensajes electrónicos certificados