Soluciones sencillas y sin dolores para adaptarse a la SEPA

 

Llevamos un tiempo hablando sobre la SEPA (norma para la armonización de pagos en euros), tal vez no el suficiente. El Banco de España advierte que llegaremos a la fecha límite para la adaptación, el día 1 de febrero de 2014, y sólo el 0,3% de las pymes estarán preparadas.

Cuando empezamos a hablar de SEPA, primero encuadramos el contexto de partida, nacimiento del euro, mercado único y finalmente, armonización de pagos en euros. Antes, para realizar pagos fuera de las fronteras del país de residencia regían normas diferentes según el destino de los pagos, lo cual podía exigir tener diferentes cuentas, diferentes datos de los clientes y diferentes plazos. La nueva norma propone armonizar estas operaciones y que realizar pagos desde y para cualquiera de los países comprendidos en la zona SEPA (28 +  Islandia, Liechtenstein, Noruega, Suiza y Mónaco) sea exactamente igual que realizar pagos nacionales.

Esta armonización afecta a las transferencias y adeudos domiciliados no urgentes.

Con respecto a las domiciliaciones, llamadas en SEPA, Debit Direct CORE, para efectuar la unificación de criterios se exigen varias adaptaciones y la asunción de algunos requisitos nuevos. Es necesario adaptar los formatos de los ficheros, completar los datos de estos ficheros y además, es obligatorio recabar el consentimiento firmado de los clientes para poder pasarles los recibos.

En el momento que empezamos a hablar de SEPA, queríamos entender qué beneficios aportaría esta normativa y qué requisitos habríamos que cumplir. Con el 1 de febrero de 2014 a la vuelta de la esquina, podía parecer que eran más los requisitos que los beneficios. Todos los cambios tienen este efecto, sobre todo cuando se corre contra-reloj.

Sin embargo, entendemos que la adaptación no tenía por qué ser traumática. Comenzamos por el consentimiento. Resolvimos las dudas sobre la obtención del consentimiento válido del deudor y hablamos de él como el Sí Quiero. Avanzando sobre el asunto, las dudas que nos trasladaban empresas y clientes, concluimos en profundizar en el e-mandato.

El e-mandato es  el consentimiento electrónico certificado por un tercero de confianza y por tanto, válido.

El tercero de confianza es una figura contemplada en el artículo 25 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico en trasposición de la Directiva 2000/31/CE, de 8 de junio del parlamento Europeo y del Consejo, relativa a determinados aspectos de los servicios de la sociedad de la información y, en particular, del comercio electrónico.

Artículo 25. Intervención de terceros de confianza 

1. Las partes podrán pactar que un tercero archive las declaraciones de voluntad que integran los contratos electrónicos y que consigne la fecha y la hora en que dichas comunicaciones han tenido lugar. La intervención de dichos terceros no podrá alterar ni sustituir las funciones que corresponde realizar a las personas facultadas con arreglo a Derecho para dar fe pública.

2. El tercero deberá archivar en soporte informático las declaraciones que hubieran tenido lugar por vía telemática entre las partes por el tiempo estipulado que, en ningún caso, será inferior a cinco años.

 

Además, la ley de firma electrónica, una sentencia y un auto del Tribunal Supremo ofrecen un marco legal para poder realizar mandatos usando medios electrónicos y mediante la figura del tercero de confianza.

Ley de firma electrónica

“Cuando una firma electrónica se utilice conforme a las condiciones acordadas por las partes para relacionarse entre sí, se tendrá en cuenta lo estipulado entre ellas.”

Sentencia del Tribunal Supremo 3 de noviembre de 1997 

El requisito de la firma autógrafa puede ser sustituido por el lado de la criptografía, por medio de cifras, claves y otros atributos alfanuméricos que permitan asegurar la procedencia y la veracidad de su autoría y la autenticidad de su contenido.” 

Auto del Tribunal Supremo 21 de marzo de 2013

Confirma como prueba con plena validez jurídica ante los tribunales el e-mail certificado y el SMS certificado.

 

El e-mandato permite hacer más sencilla la obtención de los nuevos consentimientos a partir del 1 de febrero de 2014 y facilita la actualización de los antiguos, que por causas como cambio de la oferta, cambio de acreedor, consentimiento telefónico o pérdida del documento, deban ser renovados. No obstante, la migración exige que el documento contenga unos datos obligatorios:

–          Encabezado: “Madato Adeudo Directo SEPA”

–          Referencia única del mandato

–          Nombre y domicilio del deudor

–          IBAN y, en su caso

–          BIC de la entidad del deudor

–          Nombre y el domicilio del acreedor

–          Tipo de pago

–          Lugar y fecha de firma

–          Firma del deudor

–          Indicar claramente que se trata de un mandato de adeudo directo SEPA

–          Instrucciones para que el deudor devuelva el formulario

–          El diseño de los mandatos es indiferente

 

La cuestión es que la adaptación a la nueva normativa no se convierta en un dolor de cabeza. Por eso, nuestra propuesta se basa en la creación, gestión y envío de mandatos usando el e-mail o el SMS certificados. Una solución fácil y ágil, tanto para el acreedor como para el deudor.

Los problemas que acarrea la no adaptación son sin duda mucho más complejos y menos deseables: desde la devolución de recibos por parte de clientes, el rechazo de remesas por falta de datos o formatos erróneos de los ficheros. Y con la SEPA las relaciones comerciales tranfronterizas pueden verse beneficiadas.

En conclusión, para no lidiar con las consecuencias y sacar el mejor partido de la nueva normativa, que unifica el mercado de las transacciones en euros, es necesario conocer las soluciones. Y lo bueno, es que las soluciones no tienen por qué ser complicadas. Evita los dolores de no estar adaptado a la SEPA.

Lleida.net
Somos la Primera Operadora Certificadora – Mensajes electrónicos certificados

2 comentarios sobre “Soluciones sencillas y sin dolores para adaptarse a la SEPA

  1. Hola,
    Por lo que he ido leyendo, no todas las empresas están adaptadas aún, creo que hay tiempo hasta marzo del próximo año. En mi caso, en la empresa donde trabajo recientemente nos hemos en un software de gestión de mandato SEPA. Utilizamos una aplicación que te permite crear nuevos mandatos, con toda la información necesaria de la Normativa SEPA. Es muy sencillo, sólo seguir los pasos y rellenar los datos necesarios.
    Usamos TBS AGORA por si queréis más información http://www.gestiondemandatos-sepa.com/ a mi me parece una herramienta muy útil para las gestiones administrativas de la empresa.

    • Hola Cristina,
      Muchas gracias por tus comentarios y aportaciones.
      El Reglamento europeo 260/2012, establece como fecha límite el 1 de febrero de 2014 para que los sistemas nacionales de adeudos y transferencias sean reemplazados por los instrumentos de cobros y pagos europeos SEPA. Sin embargo y con el fin de minimizar el impacto de la migración en los clientes y de adaptación de las necesidades de negocio por parte de las entidades financieras, la comunidad bancaria española solicitó que los anticipos de crédito y los recibos fueran susceptibles de poder extender el proceso de migración, como bien dices, hasta febrero de 2016.

      Un saludo.

Deja un comentario