validez-stamphoto

Eficacia del certificado emitido por Stamphoto

validez-stamphoto

Tras el debate que ha generado el uso de Stamphoto en redes sociales, queremos agradecer a las personas que se han preocupado en analizar nuestra aplicación el interés que han puesto, ya que nos ayuda a aprender y mejorar constantemente. No entendemos ningún desarrollo sin una mejora constante del mismo. Así que ante todo, gracias.

Entrando en el debate del uso y funcionamiento de Stamphoto y en relación a la posibilidad de falsear la posición del GPS del móvil y por tanto atacar la prueba generada por Stamphoto, hay que hablar de la palabra “falsear”. La aplicación toma la posición de los datos que le proporciona el móvil, por lo tanto, el primer responsable de que una ubicación en un documento emitido por Stamphoto no sea correcta, será la persona usuaria que, con mala fe, “falsea” esa información, ya que la estará utilizando ilícitamente. No podemos responsabilizarnos del uso ilícito de la aplicación, de la misma forma que un fabricante de coches no se responsabiliza del uso negligente de uno de sus vehículos cuando este ocasiona un accidente.

Dicho esto, si bien no podemos responsabilizarnos, sí debemos adoptar cuantas medidas sean posibles para minimizar el riesgo de que personas con intención de hacer un uso ilícito de la aplicación lo consigan. De esta manera, hemos actualizado la aplicación con una nueva implementación que permite mejorar la obtención de esa información. Además, estamos trabajando en una batería de medidas para la versión 2 de Stamphoto (prevista para octubre), de forma que poco a poco podamos mejorar la garantía anti usuarios maléficos, de los del lado del mal ; )

Por último, creemos que es interesante puntualizar la diferencia entre “validez” y “eficacia”, ya que son conceptos realmente distintos y debemos emplearlos adecuadamente. La “validez”, como tal, no puede ser discutida; el certificado emitido por Lleida.net es un documento electrónico, cuya definición viene recogida en el artículo 3.5 de la Ley de Firma Electrónica: “Se considera documento electrónico la información de cualquier naturaleza en forma electrónica, archivada en un soporte electrónico según un formato determinado y susceptible de identificación y tratamiento diferenciado.” A efectos de la Ley de Enjuiciamiento Civil, se trata de un documento privado, no público, y como tal, no existe en nuestro ordenamiento jurídico documento privado que sea irrefutable. El artículo 326 de la LEC prevé la impugnación de los documentos privados electrónicos. A partir de aquí, es donde el Juzgado o Tribunal deberá valorar bajo su criterio la robustez de la prueba, y por lo tanto su “eficacia”, pero no su validez, que es inherente al documento.

Para examinar la “eficacia”, debemos afirmar que tendrá en cuenta que se trata de una prueba reforzada, al tratarse de un documento emitido por un “tercero de confianza”. Y en el caso de Lleida.net, un tercero de confianza que es a la vez operadora de telecomunicaciones, y que emite un documento firmado electrónicamente bajo un proceso protegido por una patente a nivel internacional. Todo esto, como decimos, no implica que aquello que diga el certificado sea absolutamente irrefutable, sino que la evidencia contenida en el certificado será valorada de forma conjunta junto a las demás pruebas que existan (o no). Por supuesto, nuestra tarea debe ser mejorar constantemente la robustez de la prueba, de forma que la valoración de la eficacia de la misma sea mucho más sencilla. Ese ha sido siempre y es nuestro cometido, en el que seguiremos trabajando para satisfacer las necesidades de nuestros clientes.

Os dejamos un video de Marc Gallardo, socio de Lexing Spain, explicando brevemente la eficacia de los certificados de Lleida.net:

Lleida.net
Somos la Primera Operadora Certificadora – Mensajes electrónicos certificados

Deja un comentario